4 tipos de toldo para disfrutar de tu terraza o jardín

Con la llegada del buen tiempo, ¿has pensado ya en sacarle provecho a tu terraza?

Ha salido el sol, te has recalentado en la silla disfrutando del mismo y has pensado: ¡¡¡qué bien me vendría un toldo y ponerme un poco a la sombra!!!

Puede que tu casa o tu piso tenga una terraza hermosa  a la que no sacas todo el provecho que podrías: comida al solete, cena si hace bueno, barbacoa con los amigos, el cumpleaños del peque en el jardín…

Un toldo puede solucionar todo esto. Hay varias opciones y modelos de toldo, según las necesidades y el presupuesto disponible, pero todas te ponen a cubierto del sol (y la lluvia) y hacen de tu terraza una ‘habitación’ más y un sitio del que disfrutar con el buen (y no tan buen) tiempo.

Hoy te vamos a hablar de los 4 tipos de toldo más habituales gracias a los que podrás disfrutar de tu terraza o jardín como nunca lo has hecho antes:

Toldo de fachada. Esta es la primera opción, la más rápida y la más sencilla de instalar (siempre se instalaría por parte de un profesional, dada la peligrosidad de hacerlo sin conocer el producto), y, al igual que todos los demás modelos, es personalizable vía colores de lona y colores de lacado de las estructuras. También se puede motorizar si se desea.

Un toldo de fachada se compone, esencialmente, de tubo de enrolle, lona acrílica (o PVC), mecanismo de enrolle (manual o automatizado) y brazos extensibles.

toldos-fachada-en-Asturias

Las medidas son totalmente adaptables a las necesidades del cliente ya que, al ser fabricantes, podemos hacer el toldo de cualquier medida de ancho; la medida de los brazos (salida) va en escala de 25 en 25 cm (consúltanos).

toldos-fachada-Asturias

Hay, básicamente, 3 modelos de toldo de fachada: normal, semicofre y cofre.

En el toldo ‘normal’ tanto la lona como los brazos extensibles quedan a la vista; el ‘semicofre’ oculta la lona en una caracola de aluminio, quedando los brazos a la vista, cosa que no ocurre con el ‘cofre’, que si guarda la lona y los brazos en una estructura de aluminio, protegiéndolo del viento, sol y lluvia.

toldos-fachada-cofre-asturias

Toldo vertical. Si lo que tienes es un porche adosado a la casa (o una estructura independiente) se puede optar por instalar un toldo de caída vertical, que no precisa de brazos para su tensión, pudiendo incluso hacerlo con material de PVC transparente para simular una ventana y dar más claridad al interior una vez cerrado(s).

toldo-vertical-asturias

Además, los toldos verticales pueden incorporar guías para que el cierre sea más hermético, impidiendo que entre por los laterales del toldo el viento. También se puede motorizar, al igual que los toldos de fachada.

toldo-vertical-color-asturias

Toldo retráctil. Es el toldo de terraza por excelencia. Es el más bonito, el que mejor servicio da y sirve para proteger del sol y de la lluvia, si se desea. Se precisa para su instalación una estructura existente (o se instalarían unos pies para su sujeción) o se puede instalar bajo una cristalera también. Se compone de guías por las que discurren unos palillos de aluminio que arrastran y tensan la lona. También se puede motorizar.

Toldo de portería. Puedes aprovechar el espacio que dan 2 toldos juntos con esta opción. Se compone de una estructura en forma de portería de fútbol que soporta 2 toldos, uno hacia cada lado. También se puede motorizar y permite aprovechar una zona en el jardín que se quiera preparar con suelo firme, sillas, mesas, etc. Puedes preparar una terraza que nada tenga que envidiar al merendero de moda.

toldos-porteria-asturias

Hay más tipos de toldos que puedes ver en nuestra página web y, para cualquier duda,  ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos para que encuentres la solución perfecta para tu necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

16 − cuatro =